Reserva Biológica Encenillo, Territorio Chingaza.

Reserva Biológica Encenillo, Territorio Chingaza.

La Reserva Biológica Encenillo es una reserva privada de la sociedad civil, ubicada en el Municipio de Guasca (Cundinamarca).

Se constituyó en el 2007 con el propósito de conservar la perpetuidad de los bosques de Encenillo y preservar también la fauna y flora presente en ellos, en particular algunas especies de aves y plantas únicas del país, y del mundo. En honor a la labor emprendida por varios personajes, la reserva posee un sendero llamado Thomas van der Hammen, otro llamo Julio Carrizosa y otro llamado Gloria Valencia.

La Reserva Encenillo se estableció a partir de la donación de los Hermanos Hendrik y Marianne Hoeck realizada a la Fundación Natura en el año 2006. Los predios donados a la Fundación, con una extensión total de 195 ha y ubicados entre los 2800 y los 3200 metros de altitud, cuentan con un área de bosque de aproximadamente 135 has.

La importancia de la zona radica en que allí se encuentra uno de los últimos relictos de bosque andino primario de la Cordillera Oriental que, a pesar de los impactos que ha sufrido, presenta áreas en muy buen estado de conservación, lo que se hace visible por la presencia de bosques con predominio de Encenillos (Weinmannia tomentosa) viejos, y otras especies que no se encuentran en lugares cercanos como cedros y algunas especies de orquídeas. Por esta razón, es posible que la región sea refugio de las últimas poblaciones de especies de aves y mamíferos como el guache y el armadillo de la zona.

Ubicada a menos de una hora de Bogotá, en la vereda La Trinidad, La Reserva Biológica Encenillo se constituye en el lugar ideal para lograr una conexión única con la naturaleza. Dentro de sus múltiples atractivos, se pueden observar varios hornos usados años atrás para el procesamiento de cal. Además se encuentra la casa original construida por la Familia Hoeck hace más de 80 años, que en la actualidad funciona como Centro de Visitantes y Sede Administrativa de la Reserva.

También es posible observar el lugar que se usaba para el mantenimiento de los vehículos de la época empelados para extraer la caliza y la cal procesada de este lugar. Actualmente en esta área funciona un gran salón utilizado para eventos y reuniones.

Más información y programación de visitas: ccruz@natura.org.co