Quebrada Las Delicias

Quebrada Las Delicias

Un espacio ideal para hacer turismo de naturaleza en los cerros orientales de  la capital colombiana.

La Quebrada Las Delicias se encuentra ubicada en la Localidad de Chapinero en Bogotá D.C.

Para llegar se recomienda tomar la Carrera 7°con Calle 62, y caminar hacia el oriente.

Un punto de encuentro popular es el Oma de la Calle 62 con Carrera 3b.

Crr 7 Cll 62

El inicio del recorrido se encuentra en la intersección de  la Calle 62 y la Calle 61  con Carrera 2°, donde se encuentra la señalización correspondiente.

1

bajopuente

Se debe girar a la derecha y tomar la Carrera 2°  bajo el puente de la Calle 62.

Allí los recibirá una señalización con la información general y mapa de la ruta para llegar a la quebrada.

2

En este punto se debe hacer un pequeño giro a la izquierda y tomar el sendero.

3

Allí se puede encontrar señalizaciones con información de interés sobre la quebrada.

señalizacionSEF

Todo el camino tiene senderos amplios, algunas escalinatas con baranda y puentes en madera para hacer más cómodo el recorrido.

SEP

De igual forma, se puede encontrar señalizaciones sobre  lugares de interés y otra información que lo ayudará a ubicarse mejor en la zona.

4

Siguiendo por el camino llegará a la intersección de la Calle 62 y la Carrera 4° A Este, en este punto encontrará unos bolardos que parecen obstaculizar el paso, no se preocupe, están diseñados para evitar el paso de animales de carga, siga su camino esquivándolos, y cruce con cuidado la avenida.

5

En este punto ya se encontrará en el Barrio Bosque Calderón Tejada. Continúe por la Diagonal 58 con Trv. 5 Este.

7

El camino lo llevará cada vez más cerca a los cerros orientales.

6

6.2

Pronto encontrará una señalización que indica el inicio del ascenso, dándole la bienvenida a la Zona de Reserva Forestal de los Cerros Orientales.

9

A partir de este punto y durante todo el camino hasta la cascada, hay presencia de la Policía Nacional desde las 6  am hasta las 11 am, por eso se recomienda realizar el recorrido temprano en la mañana.

10

Siga la ruta de las escalinatas para subir por la montaña, cada escalón que asciende es un paso que se aleja del ruido y estrés de la ciudad, y una oportunidad para disfrutar del aire y el paisaje natural que ofrece este lugar maravilloso.

11

Luego de un tiempo de caminar, disfrutar del paisaje y ejercitarse, llegará al Pozo de la Virgen.

12

 

Dicen que este punto como muchos otros, era de especial interés para la comunidad Muisca (Mhuysqa) que habitaba la zona antes de la invasión Española, y que en el proceso de colonización religiosa, se impuso el monumento a la Virgen María sobre las tradiciones del pueblo indígena.

13

Siguiendo el recorrido…

14

llegará al Pozo de la Nutria, donde se dice nunca se ha visto tal animal, el nombre se debe a una historia que las mamás le decían a los niños para que tuvieran cuidado de no meterse en lo profundo del agua.

15

En el camino podrá disfrutar de diferentes especies vegetales, unas son nativas (pequeñas y arbustivas) y lamentablemente otras son introducidas (eucalipto, acacia, retamo).

Recuerde seguir el sendero indicado, pues hay zonas donde no se permite el paso.

16

Más adelante hallará el Pozo Redondo.

17

Continuando con el recorrido  llegará finalmente a la cascada.

20

21

El total del recorrido puede durar entre 1h y 30 min a 2h y 30 min, dependiendo de su ritmo.

Los que  deseen, pueden realizar el recorrido de la caminata ecológica acompañados por un guía de  la comunidad.

Para mayor información comunicarse con:

  • Sofía López  al teléfono 312 513 3537
  • Benedicto Galindo  al teléfono 311 226 5833
  • Danilo 320 409 6773

En esta ocasión nos acompañó  Don Benedicto, habitante de la zona hace más de cuarenta y cinco años, quien nos contó la historia de la quebrada y los procesos que se han desarrollado en torno a ella.

La quebrada solía alimentar un río, y era el punto de abastecimiento de agua para Chapinero, cuando era un pueblo independiente de Bogotá.

Pero con los procesos de urbanización y la construcción de vías y puentes, sumado al efecto isla de calor de la ciudad, este espacio natural se ha ido degradando, a tal punto que en los últimos 10 años la quebrada ha perdido el 10% de su caudal.

22

De igual forma, se presenta la problemática ambiental de hollín por fuentes móviles,  las hojas y tallos de las plantas son un bio-indicador de la gravedad de estas emisiones, la más afectada es la especie del caucho.

23

La Alcaldía Local de Chapinero del periodo 2005-2008 realizó con ayuda de Conservación Internacional, la identificación de las quebradas de la ciudad, y la Alcaldía Local del periodo 2008-2012 siguió con la propuesta de recuperación. Gracias a los diálogos en Encuentros Ciudadanos se encontró que la Quebrada Las Delicias era prioritaria.

Y el 16 de junio de 2010, se empezó con la erradicación del retamo,que es una especie invasora originaria de Australia y África, introducida para hacer cercas vivas, la cual prende fuego muy fácilmente y representa un peligro para los cerros orientales.

24

Posteriormente, se inició la recuperación del espacio público.

Este punto bajo el puente se conoce como “el  hueco”, allí se encontraban aproximadamente 65 habitantes de calle, y en toda la ronda de la quebrada, había casi 200 habitantes de calle. Esto representaba un problema para los transeúntes, pues muchos eran víctimas de atracos.

Luego se procedió a hacer la limpieza de la zona, de donde se extrajeron más de 100 m3 de basura.

25

Se intentó hacer un proyecto de Muros Verdes utilizando geo-textil, pero fue un fracaso, porque en el espacio público no es recomendable utilizar este material, ya que el sustrato se cristaliza.

27  26

 

También se hizo la adecuación del terreno, pues todo era relleno, y se sembraron árboles nativos.

El Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal –IDPAC- ayudó a hacer el jardín y el teatrino, donde se hacen charlas de educación ambiental.

28

29

En el 2013 se realizó un Canto al Agua con música tántrica e indígenas de la Sierra Nevada y el Amazonas.

En el 2015 el Instituto Distrital de Turismo – IDT- y la Fundación Naturaleza y Patrimonio, realizamos un trabajo conjunto para ubicar la señalización en todo el trayecto, pensando en el potencial turístico de naturaliza que tiene la ciudad.

Sin embargo, al no existir una política pública de sostenibilidad de estos procesos ni que se centre en el problema del agua, al verse cada vez más fuerte la presión urbanística sobre los cerros, y al desconocerse si en el nuevo Plan de Desarrollo Distrital se contemplará el tema de las quebradas, surge un interrogante sobre el futuro de espacios naturales como este.