MURIENDO DE SED. TERAPIA THAI.

MURIENDO DE SED. TERAPIA THAI.

Hay una historia sobre un grupo de náufragos cerca a las costas del Brasil. Los rescatistas los encontraron en muy mal estado con una avanzada deshidratación, Literalmente estaban muriéndose de sed. Lo irónico de la situación es que estaban desde hace días flotando sobre un mar de agua dulce. El caudal del rio amazonas es tan fuerte que penetra varios kilómetros el océano atlántico. Siempre tuvieron agua dulce, pero sus mentes deducían que el agua en la que flotaban era agua de mar salada… el obviar la experiencia real directa casi les cuesta la vida. Uno podría pensar que difícilmente llegue a encontrarse en una situación similar.

Hasta que una situación de vida nos hace crisis. Perdemos nuestra pareja, perdemos nuestro trabajo, nos arruinamos con un mal negocio etc. Y en medio del pánico rara vez nos detenemos a analizar que sea el que sea el escenario de vida en el que nos encontramos, obedece a causas y condiciones que fueron invocadas por decisiones previas que nosotros mismos tomamos. Producciones mentales que tienen como materia prima “supuestos personales” que nada tienen que ver con la realidad.

Aprendimos desde niños a mediatizar la experiencia. Leemos un libro sobre un tema cualquiera y automáticamente creemos que conocemos el tema. Tomamos fragmentos de culturas y disciplinas que realmente no conocemos y damos por hecho que somos expertos. Nuestra vida se a pixelado tanto que casi creemos poder tomar cursos de boxeo o natación por radio. La experiencia real directa es invaluable e inamovible en el desarrollo de cualquier ser vivo. Ya que la vida misma es acción. Es ejecución. El valor del movimiento no se conoce en el movimiento mismo, Solo se conoce cuando se restringe el movimiento. Culturalmente corremos para evitar el dolor sea físico o emocional. Cuando lo que hay que hacer es vivenciarlo ya que el dolor es un sistema de alarma que nos indica que algo no marcha. Si es físico nos hace tomar consciencia de la existencia de nuestro cuerpo. Nos hace tomar consciencia de la fluidez que estamos perdiendo colocando tensión sobre tensión. Y si es emocional nos permite estar atentos a nuestra propia existencia.

Solo en la medida en la que cambiemos nuestra adicción al desbordamiento emocional. Por una adicción a la realidad tal cual sin añadir ni quitar. Podremos ejecutar de manera edificante este ejercicio llamado vida. Solo entonces será de más significado el agua fresca que el recipiente que la contiene. Solo entonces será de más significado la vivencia de la fatiga. El dolor de piernas y una camiseta empapada en nuestro propio sudor en un partido de futbol ejecutado por nuestro cuerpo, que la emoción prefabricada e inyectada a nuestros ojos por la caja de idiotas que llamamos televisor.

Tomar conciencia de nosotros mismos como seres vivos. Y recordar el arte de vivir lucido. Es de urgencia. Realmente con observar el vivir de un gato debería ser suficiente para entender cómo poner nuestro cuerpo en orden. Y darle a nuestra vida el beneficio de la fluidez. De lo contrario lo normal será como lo hemos hecho a nuestros cerros orientales. El talar árboles saludables para convertirlos en escaleras. Y tomar trozos de montaña y convertirlos en tierra eternamente encarcelada en costales de nylon. Y finalmente morir de sed en medio de un océano de agua dulce.

Mente,Cuerpo y Tiempo.

Estas son las tres cosas que realmente son invaluables. y con las que contamos desde el momento de nuestro nacimiento hasta el día en que nos toque la IMPERMANENCIA.

El Masaje o Terapia Thai Nuad Bo Ran es uno de los cuatro elementos que conforman la medicina tradicional Thailandesa. Desde hace aproximadamente 3000 años, sus efectos no solo se limitan a la parte física sino a la parte emocional, yaa que todo está interconectado. Físicamente, actúa de manera preventiva ya que nos permite recobrar el margen de elasticidad y movimiento de todas las articulaciones. Mantenemos y recobramos la fluidez en la columna vertebral. Con los beneficios que esto trae al sistema nervioso, simpático y parasimpático. Nos permite ya que es también un sistema de yoga pasivo tomar consciencia de nuestro cuerpo.

El entrenamiento en Atención Plena ( Mindfulness) nos da los elementos para que nosotros mismos, aprendamos a regular el desbordamiento emocional en el que nos educan. Y nos permite comprender a través de la experiencia real directa la plasticidad que tiene nuestro cerebro y lo accesible que es con el entrenamiento adecuado.

Gestionar nuestros estados emocionales, ya que solamente existen dos opciones, o se maneja el sistema nervioso o el sistema nervioso nos maneja a nosotros. Y lo grave de una mente desbocada emocionalmente es que su nivel cognitivo se entorpece al punto en que empezamos a percibir de manera distorsionada las situaciones de vida en que nos encontramos. Y en consecuencia las decisiones que se toman generalmente no son las mejores. LA ACERTIVIDAD NO ES ALGO
ALEATORIO, ES CONSECUENCIA DIRECTA DE UNA MENTE BALANCEADA.

Juan Barrera.
Monje de la tradición Soto Zen
Maestro del Dharma Budista en la orden Hsu Yun del Budismo Chan
Profesional en Terapia Thai Nuad Bo ran
Coaching Mindfulness

Contacto
mindfulness.mountain@gmail.com
juanpablo.barrera357@gmail.com
cel.3013383293