MINA A CIELO ABIERTO EN SUESCA (video y carta).

MINA A CIELO ABIERTO EN SUESCA (video y carta).

Primero, la realinderación de la Reserva Forestal Protectora del Río Bogotá que está generando un caos ambiental en toda la cuenca, y ahora… coincidencialmente, una resolución en donde dan vía libre a la explotación minera a cielo abierto en Suesca, Cundinamarca.

Compartimos:

Carta abierta de la Vereda Güita, la tradicional vereda de la lechuza y de las brujas

Suesca, noviembre 15 de 2014

Señor Director

ALFRED IGNACIO BALLESTEROS ALARCÓN

Director General CAR

  1. S. M.

ASUNTO

Recurso de Reposición Resolución 2274 del 7 de octubre de 2014 de la Dirección General de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca

Apreciado doctor Ballesteros:

No entiendo por qué razón a la cementera Holcim le cierran en Chocontá por realizar explotación minera sin cuidado del entorno mientras están aprobando en Suesca una explotación a cielo abierto a una empresa que tampoco tiene cuidado con el entorno. Algo está pasando con sus técnicos, déjeme decirle, si saca un poco de tiempo lo acompaño a observar la vegetación que se localiza al sur de la planta cementera, para donde corre el viento, está opaca y cubierta del polvillo que se desprende de la fábrica de cemento, así como Holcim en Chocontá Tequendama en Suesca tampoco se ha preocupado por cuidar el medio ambiente. Pero tiene que venir usted, doctor Ballesteros, si vienen sus técnicos tal vez no miran para el lado que deben. Ojalá este recurso llegue a sus manos y no se quede enredado en el pasamanos burocrático, si no es así por favor llámeme a cualquier hora, esta es la ventaja y desdicha a la vez de los celulares, siempre estamos localizables, mi teléfono es el ………... Usted, doctor Ballesteros que proviene de una vereda puede entender totalmente nuestra preocupación con el tema, no permita como dicen allá en su tierra y en la mía “por vida suyita” no permita este atropello. Y si ese polvillo está en las hojas, también está en los pulmones de la gente y a la larga cuando ya no tengan remedio morirán o se emproblemarán con afecciones respiratorias. Estamos hablando de vidas, ellos, los empresarios, están hablando de cifras, producción, utilidad, riqueza, pero claro, ninguno de los socios vive aquí, sus hijos no respiran aquí, su familia no tiene que levantarse y ver el lánguido paisaje de una fábrica inmensa, más grande que el pueblo y lo peor es que cada día crece y crece.

Fábrica

Estuve visitando la página web de Susa su pueblo natal, lo que sigue lo he tomado literalmente de ese sitio:

“Uno de nuestros símbolos si no el mayor es la Laguna de Fuquene y se encuentra en riesgo de desaparecer por nuestra falta de cuidado y de cultura ecológica, que durante años la ha llevado a un alto nivel de contaminación esta ocasionada por el vertimiento de todas las aguas de los municipios circunvecinos, ojala cuando nos demos cuenta de lo que estamos perdiendo no sea demasiado tarde para intentar recuperarla. Nuestras principales actividades son la Ganadería, procesamiento de productos lácteos, y la agricultura de productos como la arveja, Papa, Maíz, Tomate, y Frutas como la Fresa, complementamos las actividades anteriormente son el turismo y las Artesanías y en un futuro esperamos reforzar estas actividades para el mejoramiento en la calidad de vida de nuestros habitantes. Dentro de este importante campo del turismo esperamos hacer parte de rutas ecológicas del Departamento de Cundinamarca”

El contador de visitas de la página va en 30.386, se imagina la cantidad de estas personas que se interesan por el turismo en ese pueblito apacible y amable como el mío, me parece que en su terruño sienten lo mismo sus siete mil y pico habitantes, aquí ya somos 16.000, la cementera siempre ha argumentado la generación de empleo y no pasan de 100 los empleos directos, menos del 1% de la población. Basta abrir la página web de su municipio para identificarnos totalmente al ver un sitio amable y tranquilo,  recorrer sus calles, conversar con su gente, escuchar el bullicio de los niños que salen de la escuela al mediodía y se dirigen sin peligro por los caminos veredales hacia su hogares, seguramente allí viven muchos de sus parientes, Dios permita que sean sus padres, abuelos, hermanos, primos y tíos y junto a su descendencia gocen de un sitio tranquilo por siempre, me parece estar haciendo una descripción de mi Suesca, todos nuestros pueblitos son un tesoro invaluable.

Tengo en mis manos una copia de la resolución en comento, he repasado en mi mente la audiencia pública que se celebró el 12 de junio de 2009 a la cual me presenté para oponerme a este proyecto asesorado por un grupo de biólogos de la Universidad de los Andes con una muy bien estructurada ponencia que demostraba numerosas fallas en el plan y sobretodo el descuido total del medio ambiente, del paisaje y de la opinión de los pobladores, hoy veo con sorpresa que nuestras palabras se las llevó el viento. Curiosamente, en las copias del expediente no figura mi intervención en dicha audiencia pública.

Entiendo que la actividad industrial busca lo suyo, utilidades para los socios y claro, sería insensato oponerse a ello, pero, en donde queda, me pregunto, la responsabilidad social empresarial que tanto promulgamos.  ¿Será lógico y viable porque poseen el gran capital avasallar y pasar sobre los habitantes de un tranquilo pueblito sabanero que por arte de magia quedó metido en el patio de descargue de una fábrica de cemento?

También encuentro otras curiosas perlas en la resolución 2274 de 2014, INGEOMINAS declara que las arenas siliceas no son materiales de construcción, pero Tequendama las usa para hacer cemento, por más que traten de ocultarlo el cemento es un material de construcción, todos lo sabemos. Que conveniente resolución del INGEOMINAS, ¿verdad? Más curioso aún que el Ministerio de Medioambiente ordene una realinderación de la cuenca protectora del rio Bogotá que favorece precisamente a cementos Tequendama, la única fábrica que se ubica en Suesca y también paradójicamente nuestra única desgracia.

En la parte resolutiva, en el numeral 12, se dice que el material se puede transportar por las vías que bordean el casco urbano a pesar de que Tequendama planteó hacerlo por una vía interna de la planta. Esto no tiene ni pies ni cabeza, sus asesores pasaron por alto este detalle o tampoco están mirando para el lado que deben.  Nuestras carreteras veredales son vías terciarias en recebo, muy angostas y con escasas posibilidades de mantenimiento porque el municipio no posee la infraestructura suficiente para hacerlo. Definitivamente no son aptas para transporte pesado.

Estas fotos son tomadas en nuestras vías veredales, por donde estaban circulando las tractomulas. No son un montaje doctor Ballesteros, cuando venga puede cerciorarse pasando un momento por los sitios en donde se tomaron el mismo día que nos estaban arreglando un poco la carretera, ¡mire el ancho de la vía!

A continuación le envío la respuesta que dio la empresa a nuestro sentido derecho de petición, finalmente prohibieron a sus transportadores el paso por las veredas. Lo que sucede es que los conductores se “tumban” dos peajes metiéndose por nuestras vías para salir a Ubaté, lo que también es un delito y con ellos es bastante complicado ejercer presión ciudadana y nuestra policía tiene pocos efectivos para hacerlo.

Finalmente, doctor Ballesteros, le manifiesto en representación de mi comunidad que estamos dispuestos a oponernos a esta explotación a cielo abierto, si es preciso movilizando a los ciudadanos a donde sea que tengamos que hacerlo, al parecer muchas cosas se logran en el país haciéndolo.

Cordial saludo,

Junta de Acción Comunal

Vereda Guita

 

Más información: https://ccxsuesca.wordpress.com/

Nota en Noticias Uno: http://noticiasunolaredindependiente.com/2014/11/30/secciones/que-tal-esto/grave-contaminacion-en-suesca-cundinamarca/

Información sobre realinderación Reserva: http://naturalezaypatrimonio.com/se-realindera-la-reserva-forestal-protectora-cuenca-alta-rio-bogota/